¿Cómo tomar mejores decisiones con herramientas de coaching?

¿Te has puesto a pensar cuántas decisiones tomas en un día normal? Si te levantas o sigues durmiendo un poco más, qué te vas a poner, qué comerás, qué ruta tomarás para ir a tu trabajo o centro de estudio, etc etc. Según el autor del libro The Decision Makeover: An Intentional Approach to Living the life you want, Mike Whitaker, tomamos alrededor de 150 decisiones al día.

Estamos tomando decisiones continuamente, desde que nos levantamos hasta que cerramos de nuevo los ojos en la noche. Ahora bien, la mayoría de las decisiones que tomas lo haces de una forma habitual. Ni cuenta te das cuando lo haces porque ya tu cerebro, para hacerte la vida más fácil, lo hace de forma inconsciente. Requiere de un mínimo esfuerzo de tu parte.

De igual forma, hay decisiones que tienen poco impacto en tu día a día pero hay otras que pueden significar grandes cambios en tu vida, con solo tomarlas. Y de estas quiero hablar hoy, me voy a referir a las que tomas en el trabajo cuando estás liderando tu empresa, esas decisiones que pueden tener un gran impacto en tu empresa y por ende, en tu vida profesional y quien sabe, incluso, en tu vida personal.

Según plantea Whitaker en su libro, las personas exitosas cuando toman sus decisiones previamente se han planteado 5 objetivos, por tanto, sus decisiones van enfocadas hacia la consecución de esos objetivos, todas sus prioridades van orientadas al alcance de ellos.

El coaching ofrece herramientas para la toma de las mejores decisiones, pues te enfoca en lo que es relevante para ti y tu negocio porque todo el tiempo tienes el objetivo en mente. Te ayuda a analizar los retos desde las perspectivas fundamentales para elegir la mejor opción a emprender.

Por ejemplo, el coaching sistémico ofrece una metodología que te hace navegar con el objetivo en mente, desde cuales son los síntomas de la situación que enfrentas, sus causas y consecuencias para, a partir de lo anterior, identificar los recursos que tienes a tu alcance y con ellos buscar llegar a tu objetivo y disfrutar de los beneficios que trae este logro. Parece bastante obvio, pero es curioso cómo funciona el cerebro, pues a veces tienes la respuesta enfrente y no logras verla. El coaching con sus preguntas y retroalimentación, te ayuda a verla.

Además, te ayuda a soltar aquello que es necesario para seguir adelante. Según Whitaker, una de las características de las personas exitosas es que no se aferran a sus decisiones, tienen la capacidad de cerrar negocios cuando ven que se equivocaron y siguen adelante. Procesos de coaching te ayudan a empoderarte a dar pasos trascendentales, pues ves los beneficios que te trae, los cuales son mayores que el aferrarte a lo que tienes, por temor a lo desconocido.

Tu liderazgo se verá reflejado positivamente en las decisiones que tomas, fundamentadas por reflexiones bien sustentadas, que por medio del coaching, podrás tener. Las empresas más exitosas ha incorporado una cultura de coaching, pues han visto como potencia el liderazgo de sus talentos humanos para crear grandes resultados.

¿Te gustaría crearlos tú, en tu empresa?